¿Para qué sirve la Ingeniería?

María Fernanda Guerrero Mateus 201022177

Escritura académica para posgrados

Sección 1

Primer texto de reflexión

Universidad de los Andes

8 de octubre de 2017

 

¿Para qué sirve la Ingeniería?

 

¿Tiene la ingeniería algo que enseñarle a la justicia colombiana para que pueda resolver los graves problemas de congestión, en un momento en el que el gobierno considera que para resolverlos solamente se requiere nombrar más jueces y destinar más recursos del presupuesto? Expondré una razón por la cual considero que la ingeniería es una herramienta útil para lograr mejorar el desempeño del sistema de justicia interviniendo en la toma de decisiones de sus agentes para garantizar el derecho de acceso a la justicia.

La ingeniería se interesa por la complejidad de los sistemas sociales con el propósito de construir modelos simulados para mejorar la toma de decisiones y la interacción de los distintos agentes presentes en el sistema, cuyas decisiones usualmente generan problemas de difícil solución. Así como sucede con el funcionamiento de redes de distribución de agua, autopistas e incluso en sistemas inteligentes para cuidado intensivo, la ingeniería ofrece la visualización de procesos y la organización de recursos para transformar sistemas vitales de la sociedad, como sería el sistema de justicia.

En efecto, con la aplicación de la ingeniería se lograría un cambio sustancial en la forma de gestionar la entrada y salida de procesos para que no se presente represamiento y los agentes coordinen sus intereses de forma que la estructura jerárquica y dogmática fuertemente arraigada logre apalancarse en la innovación, muy propia de la ingeniería, para

garantizar el acceso efectivo del ciudadano a la justicia. Semejante posibilidad exige un abandono del pensamiento lineal, para observar el mundo de manera holística y desarrollar la creatividad a partir de la transdisciplinariedad. La utilidad de esta forma de pensar transformaría la visión del derecho y la justicia que históricamente han visto la innovación con sospecha creando también un estereotipo del jurista que no pueden permitirse el lujo de la fantasía.

En conclusión, aunque la ingeniería parece ser compleja y extraña al derecho y a la justicia, en realidad es una herramienta útil que si se usara ayudaría a entender la complejidad de un sistema entramado de sujetos, normas y comportamientos que necesita eficiencia para generar nuevas invenciones que, además, rescaten en el jurista su capacidad creativa. Imaginar la justicia con la lente de la ingeniería podría ayudar a hacernos mejores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s