Análisis de aplicaciones de Humanidades Digitales e Inteligencia Artificial

María Fernanda Guerrero Mateus
200840016
Humanidades Digitales
Profesor: Jaime Alberto Borja
Universidad de los Andes
25 de agosto de 2017

Análisis de aplicaciones de Humanidades Digitales e Inteligencia Artificial

I.- Tate: árboles semánticos

El proyecto Tate: árboles semánticos es la puerta de entrada a las exhibiciones de la Galería Na- cional de arte británico y arte moderno en Inglaterra. Es una organización benéfica que depende de las donaciones del público, los aportes del gobierno, el patrocinio de empresas. Celebra alianzas con stakeholder de todo el mundo y cuenta con un programa de membresía.

El público interesado en el arte moderno es su audiencia objetiva y entre sus visitantes se inclu- yen familias, empresas y discapacitados. El museo espera que sus visitantes y usuarios descubran y participen en una experiencia que los lleve de lo estático de los viejos museos al disfrute en vivo de ingeniosas performance.

Desde el punto de vista de la calidad del contenido puedo decir que la visita a las distintas salas a partir de las palabras, me resultó sorprendente. Más bien pareció un juego de una sola opción que nos abre infinitas posibilidades. Es útil, como son en general los mapas mentales, y su fortaleza está en la capacidad de relacionar y desglosar a partir de imágenes de las obras de arte para que el usuario descubra nuevas entradas a exhibiciones vinculadas con el descriptor principal. Es fá- cil de usar, es interactivo, es didáctico y coherente con lo que en últimas pretenden los museos y quienes los visitamos real y virtualmente: aprender.

II.       Digital Stories Wellcome Collection

 Los proyectos Mindgraf y the collectors hacen parte del portafolio y la estrategia cultural organi- zada por Wellcome Collection, museo inglés con más de 100 años de antigüedad y fundado por Henry S.Wellcome, un médico, filántropo, empresario y coleccionista. El museo y biblioteca,  que rompe con los esquemas tradicionales para operar como red, es un fondo de inversión pri- vada que realiza grandes inversiones en proyectos culturales, sociales y de salud humana.

La audiencia objetivo son personas curiosas especialmente historiadores, estudiantes, académi- cos y público en general de todas las edades que tenga interés en temas como la medicina en el pasado, presente y futuro. Los proyectos brindan oportunidades a los visitantes/usuarios/seguido- res para que piense profundamente acerca de las conexiones entre la ciencia, la medicina, la vida y el arte. Sus contenidos digitales interactivos y vivientes pretenden que la gente reflexione sobre lo que significa ser humano.

Los contenidos son visualmente atractivos, interactivos, entretenidos e interesantes por la forma como presentan la narrativa ecléctica y entretejida de historias que con ayuda de imágenes y so- nidos se construyen en contextos históricos del pasado, presente y futuro. Es un museo de aven- turas que despierta la curiosidad y las temáticas son variadas e insospechadas, como es el hipno- tismo, las formas de curar a través de elementos naturales y los aportes del psicoanálisis en cuan- to a que la mente enferma y también ella cura. Por último, los proyectos estimulan e impulsan nuestra necesidad de conocer y explorar lo desconocido y en mi opinión es un museo que innova en cuanto a la forma que elige para humanizar el arte y la ciencia; sin embargo, parece que trans- formarse en otra cosa diferente a un museo para ser participe activo en un mercado de contenidos -banco de imágenes- que aunque hace donaciones seguirá estableciendo, como otros, límites al acceso a la cultura que es un bien común y un derecho fundamental universal.

III.        Zooniverse

Zooniverse es un portal web de “ciencia ciudadana” (Wikipedia) que se sostiene con el aporte investigativo realizado por sus usuarios. Es decir, es un ejemplo de participación ciudadana y representa además una modalidad de voluntariado que encaja en el pro-común colaborativo, del que habla Jeremy Rifkin. Sus contenidos de creación libre se comparte entre muchos. El portal opera a través de una fundación o sociedad sin ánimo de lucro – Alianza de ciencias ciudadana- y aglutina un número importante de proyectos normalmente de origen académico sobre astrono- mía, ecología, biología celular, ciencias climáticas, etc. El esquema organizativo está basado en la estrategia empresarial crowdsourcing de apropiación de valor, lo que a mi modo de ver corres- ponde a un nuevo concepto de propiedad.

La audiencia objetivo parece conformarse con ciudadanos interesados o aficionados y no necesa- riamente técnicos. Se espera que en calidad de usuarios y voluntarios colaboren en la construc- ción de contenidos que en algún momento por un incentivo que parte de la misma modalidad de la estrategia sean considerados en un estudio científico serio y a profundidad. Yo creo que es una manifestación de una inteligencia convergente y colectiva, propia de la interacción de la web 2.0.

La calidad de los contenidos y su presentación son coherentes con la presentación formal. La for- taleza está en las herramientas para agregar o comentar o ayudar a clasificar un determinado do- cumento o imagen. Considero que el factor crítico de éste proyecto consiste en la forma en que se construyen los contenidos, vale decir, el conocimiento experto.Como Wikipedia se tiende a no creer mucho en lo que se dice. Pero otro problema sensible en la propiedad intelectual y que el conocimiento es de todos, un paradigma jurídicamente no resuelto. De otra parte, esta forma de trabajo replantea otras visiones que el derecho no ha observado y en lo económico existe un capi- talismo informacional que aún no se regulado.

Para terminar creo que el análisis realizado ha contribuido enormemente a mi proyecto de inves- tigación. Y lo ha hecho en dos sentidos: i) que el derecho y sus artilugios tienen forma e imagen y normalmente es la escritura la que predomina como forma exclusiva de representar la informa- ción legal; ii) el proyecto de Wellcome Colletion llamado Superhuman me mostró claramente desde el arte que la Inteligencia Artificial – IA- apunta a un futuro a potenciar la inteligencia cognitiva porque en el fondo sabemos que existe en todo ser humano un sentimiento de precarie- dad ( algo que nos falta) y continuamente buscamos ser mejores y aumentar nuestras belleza, in- teligencia y salud. En los abogados las máquinas han superado la capacidad de acumular la in- formación en códigos, pero no han logrado impartir justicia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s